El Jamón de Bellota es cardiosaludable

  • El Jamón de Bellota es cardiosaludable


    Si hay un manjar único en este mundo ese es el Jamón de Bellota. No sólo es una exquisitez para el paladar sino que además tiene probados beneficios para la salud de sus consumidores.

    JAMÓN IBÉRICO Y ÁCIDO OLÉICO

    El 55% del compuesto de la grasa del jamón de bellota es ácido oléico. Se trata de grasas monoinsaturadas que repercuten directamente sobre el colesterol en sangre, aportando lo que se conoce como "colesterol bueno". El HDL. Una de las características del HDL es que reduce el LDL, o colesterol malo. Si buscamos entre otros productos de consumo habitual que tengan un aporte equivalente o mayor de HDL sólo encontramos el aceite de oliva virgen extra. Esto es uno de los motivos por los que la dieta mediterránea es tan sumamente cardiosaludable. 

    Existen múltiples estudios que conluyen rotundamente que un consumo moderado de jamón ibérico de bellota permite reducir los niveles del colesterol malo en sangre, como decía el catedrático español Grande Covián, "el cerdo ibérico es como un olivo con patas". 

    APORTES VITAMÍNICOS Y ANTIOXIDANTES

    El tipo de alimentación, a base de pastos naturales como hierbas y bellotas, convierten al cerdo ibérico en una fuente de ácidos grasos insaturados, siendo la proporción de este tipo de grasas superior al 70%. Se trata de la grasa animal más cardiosaludable de las conocidas y supera con creces a muchas otras de origen vegetal. Pero lo que el jamón ibérico de bellota aporta a tu organismo no se restringe al HDL. El jamón de bellota se caracteriza por un aporte vitamínico de alta calidad. Ácido fólico, vitaminas B1, B6 y B12, E y minerales como cobre, zinc, magnesio, fósforo y selenio. Los cerdos criados en libertad, gracias a su alimentación natural, aportan una gran cantidad de antioxidantes naturales tremendamente beneficiosos para el organismo.

    Se trata de un alimento que pede ser consumido mientras se mantienen dietas hipocalóricas, ya que 100 gramos de este producto gourmet tiene apenas 250 calorías. De estos 100 gramos 43 son proteínas, lo cual convierte al jamón de bellota en un sustituto ideal de la carne roja.

    Por si estos motivos fueran pocos, el jamón ibérico se cura de manera diferente al resto de jamones, lo cual hace que su concentración de sal sea entre un 2,5% y un 0,5% inferior al jamón serrano. Proporcionalmente tiene la misma cantidad de sal que las aceitunas.

    Por estos motivos, además de por su exquisito sabor, el jamón es uno de los pilares angulares de la dieta mediterránea. El cerdo ibérico a diferencia del resto de cerdos contiene un tipo de grasa especial y diferente, que lo convierten en una fuente animal única de grasas insaturadas. (Mientras que el resto de cerdos son conocidos por su gran cantidad de grasas saturadas, tremendamente perjudiciales para el organismo). 

    19/12/2016