Cómo comprar jamón ibérico


Todos los jamones ibéricos están riquísimos, pero no todos son iguales. Cuando nos decidimos por comprar jamón ibérico debemos tener claras varias variables. Inicialmente tenemos que distinguir entre jamón ibérico y jamón serrano, en nuestro caso debemos de buscar en el etiquetado que la raza del cerdo sea ibérica, la diferencia de precio entre el jamón ibérico y el serrano también nos ayudará a distinguirlos.

Ya sabemos que queremos comprar jamón ibérico y lo siguiente es escoger entre las cuatro variedades que existen: bellota, recebo, cebo e ibérico de campo. Está claro que nuestro presupuesto influirá directamente en la compra del jamón ibérico y ahi entra en valor nuestra agilidad de encontrar un producto equilibrado en precio y calidad. Las diferencias entre las 4 variedades depende de la alimentación del cerdo iberico las puedes encontrar en alimentación del cerdo ibérico.

Las nuevas tecnologías y procesos han propiciado que aumenten los modos de venta del jamón ibérico y por ello no debemos asemejar comprar un jamón ibérico a comprar una pata de jamón ibérico. En ocasiones nuestras necesidades pueden diferir de lo que una pata de jamón ibérico nos puede ofrecer. Es muchísimo más recomendable dependiendo de la ocasión y del consumo, optar a comprar unjamón ibérico deshuesado o comprar directamente el jamón ibérico loncheado a mano o a máquina. La ventaja de que ambos estén envasados al vacío, nos garantiza que el producto no se deteriora ni pierde calidad. El deshuesado puede ser servido en varias piezas para su conservación en frigoríficos. Cada vez que abra un paquete de loncheado o de deshuesado, será como si comenzara una nueva pata de jamón ibérico.
 

Recuerde las reglas básicas:

  • Escoja jamón ibérico.
  • Seleccione la variedad (bellota, recebo, cebo o ibérico de campo).
  • Escoja el producto que mejor se ajuste a su presupuesto.
  • Recuerde los loncheados y deshuesados, pueden serle muy útiles.
  • Disfrute de su jamón ibérico!

Jamón Ibérico